Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Listado de personajes libres y ocupados
Mar Ene 24, 2012 5:30 am por Victoria Rainlest

» Ficha de Felicia Vargas
Sáb Nov 26, 2011 10:13 am por Antonio Fernández

» Ficha de Saeko
Jue Nov 24, 2011 10:14 am por Antonio Fernández

» Ficha de la japonesa.
Miér Jul 06, 2011 7:26 pm por Admin

» Ficha de Cartago
Jue Jun 30, 2011 5:51 pm por Admin

» Alice Kirkland [Britannia]
Jue Jun 30, 2011 5:38 pm por Admin

» Ficha de Roderich Edelstein
Jue Jun 30, 2011 5:06 pm por Admin

» Ficha de Tino Väinämöinen
Jue Jun 30, 2011 11:34 am por Admin

» Ficha de Lovino Vargas~
Miér Jun 29, 2011 3:41 pm por Admin

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Mar Jun 28, 2011 10:22 pm.
Compañeros
Crear foro

Ficha de Roderich Edelstein

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Roderich Edelstein

Mensaje por Roderich Edelstein el Jue Jun 30, 2011 3:11 pm

Ficha de Roderich Edelstein


Roderich Edelstein


#Datos Básicos
• País/Región de procedencia: Austrohungría.
• Edad: 22
• Sexo: Masculino.
• Orientación Sexual: Bisexual
• Rango: Noble.
• Armas: Una espada larga y liviana.

• Historia:
Roderich nació en el centro de una familia adinerada que, desde pequeño, le impusieron mil y una normas para dejarle claro que, en la sociedad, debía tener un comportamiento equiparable a las raíces que traía tras de sí para mantener “el honor y la gloria”. Él, siendo tan pequeño, no lo entendió en un principio… pero al cabo de un tiempo deseó no tener que haberlo entendido.

Como debía representar a su familia al ser el primogénito y único heredero de la fortuna de los Edelstein, debía dejar en claro que era “la crème de la crème” entre los chicos de su edad por lo que, desde muy pequeño, comenzaron a inculcarle gusto por la música y las bellas artes en sí. Cuando cumplió la edad necesaria comenzó con sus clases de violín.

A primera instancia no le gustó el instrumento… por alguna razón tenía la sensación de que, cuando el arco y el violín se posaban en sus manitas estos lloraban al estar juntos así que, espantándose, tiraba lejos el costoso material. Su padre enojábase siempre con él, objetando que no podía dejar sus menesteres habituales por ilusiones baratas para luego agarrar una larga vara de madera y golpear sus manos. Roderich se asustaba y, al no poder expresarlo, comenzó a volverse cada vez más retraído, dejando de hablar con la gente a su alrededor (incluidos sus “amigos”).

Una vez, luego del cumpleaños número 8 del chico (y luego de una de las tantas retahílas de castigo a base de golpes en sus manos), el joven maestro de violín del menor se decidió a preguntarle las razones por las que se había vuelto tan callado, preocupándose. El castaño negose a hablar en primera instancia, mas al ver la candidez con la que era tratado por ese hombre decidió decirle que le costaba expresarse a cabalidad puesto que, si lo hacía directamente, seguro le iría peor. La respuesta que recibió de parte de su profesor fue: “Nadie dijo que debías expresarte con palabras… para eso también existe la música”. Algo intrigado por la respuesta decidió intentar comprenderle… cosa que logró dos años más adelante cuando pudo tocar a la perfección muchas partituras. Desde ese día, desde esa conversación, él se encariñó mucho con su maestro llegando a sentirlo como su “verdadero padre”.

Al obtener su “medio de desquite” se volvió más feliz, más sonriente de lo que en su vida había sido. Todos estaban conformes con su avance y su desempeño así que, para su cumpleaños número 11, decidieron emprender un viaje fuera del territorio y darle la vuelta al continente en barco. Era una experiencia nueva para el chico así que no tardó en asentir. Su tutor, por otro lado, no estaba muy feliz con la decisión de la familia.

Ese mismo año habían naufragado más de cinco navíos por el fraudulento clima del mar caprichoso, asesinando a un gran gentío mientras que otros se perdían en el mar. El hombre informó a los Edelstein del asunto, sin embargo, estos hicieron oídos sordos a sus palabras… después de todo ¿Qué podía saber un tipo de la servidumbre? Mal hicieron al no escucharle. Días después de salir del puerto, un horrible huracán azotó su barco cuando estaban a la deriva haciendo que se estrellaran, inminentemente, con un inmenso roquerío. Todos los que estaban a bordo perecieron sin más y, por suerte pura, el más joven de todos sobrevivió pues fue arrastrado a la costa por las mismas olas.

¿Cómo volvió a su casa? El profesor de violín, quien había previsto la posibilidad de un trágico final para esa familia, se había adelantado por vía terrestre por las zonas que recorrerían para velar por ellos. Un horrible presentimiento en su pecho (y bastante acertado, en realidad). Cuando estaba andando a caballo por la costa encontró el cuerpo de Roderich y, preocupado de que éste hubiera hallado su deceso en alta mar, se acercó veloz para revisarle. Constató, luego de unos instantes que este seguía con vida… shockeado, pero con vida.

Ante la noticia de la pérdida de su familia no se notó afectado externamente ya que, para sincerarse, la relación con sus padres no había sido la mejor. Aún así, por dentro, sentía su alma romperse de tristeza… tristeza que le llevó a un mutismo de un mes completo.

Quedó bajo el cuidado de su tutor de violín y, a la vez, quedó a cargo de todas las labores que, supuestamente, debía heredar a su mayoría de edad.

Debió aprender a administrar su fortuna y el arte de la espada como auto defensa, pero lo logró exitosamente gracias a los consejos de su profesor, mano derecha en esos tiempos. De ahí a seis años, todo fue en orden.

Al cumpleaños número dieciocho del castaño, él y su tutor habían oído mil y una historias sobre los viajes de diversas personas en busca de un supuesto tesoro cerca de los nuevos territorios de la colonia española, de las riquezas inigualables que prometía y de los mitos que a su alrededor surgían. El joven Edelstein no se vio mayormente interesado en “repetir” una aventura por el mar por algo tan banal como lo era el capital, mas, su profesor, fue inminentemente picado por las ansias de aventura.

Dos años después, éste se marchó sin aviso para disfrutar de las aventuras y las brisas en alta mar.

Y dos años más tarde de ese suceso… Roderich decidió embarcarse también, pero en búsqueda de su maestro (o sus restos) para darle un digno “adiós”. Sabía que lo mejor era olvidarlo, dejarlo ser, pero él fue quien le inculcó sus conocimientos y quien le instó de manera positiva a ser alguien en la vida. No podía simplemente olvidarse de su existencia.

Ésta es la razón por la que nuestro joven de ojos violeta se embarcó hasta los nuevos territorios. Según él es temporal, pero… ¿quién sabe? Quizás halle algo que le haga quedarse.

Quizás el también… tiene ganas de aventurarse en lo desconocido.


#Datos Físicos
• Descripción física:
Sus cabellos son de un brillante color castaño chocolate. Estos poseen gran suavidad, sin embargo, la maleabilidad de los mismos deja mucho que desear. Siempre trata de mantenerlo limpio, no importa las condiciones en que se encuentre, puesto que, para él, la buena higiene es algo que se debe mantener absolutamente constante. No hay mucho más que resaltar en el mismo exceptuando un curioso rizo anti-gravitatorio que surge desde el lado derecho de la repartidura de su peinado.

Sus ojos son de un llamativo color amatista, poco común entre la población humana. Los mismos funcionan, principalmente, como las ventanas a todo lo que quiere decir con palabras, pero que no se atreve a expresar más que con música. Con su mirada puede dar a entender todo lo que piensa o siente además de agregarle cierta contradicción a lo que dice e incluso hacer sus palabras frías más hirientes de lo que en realidad tratan de ser. Se le puede considerar como una de sus mejores armas. Sobre los mismos, y ayudando a disminuir la intensidad, hay un par de gafas de medio arco para su visión que, si bien no está muy dañada, no es la de un lince. Posee miopía leve y sus lentes son de descanso y corrección ocular por lo que no es necesario que los traiga permanentemente, sin embargo, nunca se los quita; es más por costumbre que por otra cosa.

Siguiendo con la descripción de su físico: Su piel es clara, levemente bronceada y bastante bien cuidada (para ser un chico, quiero decir). No presenta mayores imperfecciones exceptuando un par de marcas en sus manos y un curioso lunar al lado inferior izquierdo de sus labios.

Su contextura es delgada y su musculatura no está “híper desarrollada” (es más bien moderada: Músculos no muy marcados pero tampoco invisibles). Por la cantidad de cosas que suele comer (que no son muchas que digamos) y la cantidad de ejercicio que hace se mantiene en una línea constante por lo que su peso no varía.

► Altura: 1,77 metros de estatura.
► Ojos: Violeta.
► Cabello: Castaño chocolate oscuro.
► Constitución: Variando entre fina y media.
► Otros: Tiene un lunarcito en el lado inferior izquierdo de la boca y, como antes se ha mencionado, un mechón antigravitatorio.

► Complementos:
- Su vestimenta suele ser blanca, prolija y muy arreglada destacando con ella su lugar en los estratos sociales.
- Usa un pañuelo blanco al cuello la mayor parte del tiempo. Siempre va perfumado, sobrio y elegante al más fresco estilo de la joven aristocracia de la época.
- No usa, a diferencia de muchos y creídos nobles, esas grandes pelucas blancas que sus coetáneos suelen utilizar para mostrar cuánto dinero tienen ya que piensa que refregar posesiones a las otras personas es de muy mal gusto.
- A veces cambia su vestuario a un conjunto azul/negro, verde/negro, café completo, etc. El café y el azul los usa cuando va a salir por el pueblo para no llamar tanto la atención.

• Imagen:
Spoiler:

#Datos Psicológicos
• Cualidades:
- Posee una gran habilidad en el violín ya que, desde pequeño, le amaestraron en las artes de la música clásica.
- Es hábil en el ámbito manual ya que, sus pasatiempos, se vieron principalmente enfocados en todo aquello en que sus manos pudieran dejar testimonio (exceptuando para los dibujos que, extrañamente, no son su fuerte).
- Tiene buena memoria para llevar cuentas del dinero que llega a sus manos. Puede calcular incluso, con solo una mirada cuánto capital se tiene recaudado en un vil saco.
- Su habilidad con el sable es sublime.
- Cuando quiere, de verdad, concentrarse en algo, lo logra a cabalidad aislándose absolutamente del resto del mundo para dejar a su mente volar.
- Es imaginativo y siempre suele encontrar salidas y soluciones a sus problemas.

• Personalidad:
Roderich es una persona con una mente bastante complicada de entender.

Como panorama general, podría decirse que cada cosa que dice el austriaco tiene una connotación totalmente a la inversa. Por ejemplo, si le preguntas si está molesto por algo va a negarlo rotundamente aunque muy por dentro sea una olla a presión a punto de hervir. Lo mismo es aplicable a si le preguntas si le pasa algo. Si bien, la mayor parte del tiempo es una persona sincera, cuando se trata de él mismo no es capaz de decir la verdad completa, pues no quiere dar a conocer a los demás sus momentos de debilidad. Todo es para que esa capa de orgullo externa no se resquebraje.

Decidido y perseverante. Cuando se pone una meta en frente no descansa hasta conseguir todo aquello que desee puesto que, el auto imponerse barreras y superarlas, han sido siempre una forma de instarse a ser mejor en lo que le gusta. Con todos sus logros, por cierto, es bastante modesto.

Es bastante servicial, pero dentro de un contexto de cortesía recíproca. Si le exiges algo de mala manera no conseguirás nada más que un buen batutazo en la mano y además que te llamen “indecente” junto a un largo sermón que invoca a toda tu ascendencia y a su forma de educar; la gente que abusa de su confianza o de su poder frente a los demás no tienen un buen lugar en la escala de apreciación de Roderich.

Es paciente y tolerante cuando enseña algo a alguien más, sin embargo, cuando nota que las fallas son reiterativas o “tontas” en cierta medida, pierde su calma llegando a alzar lo que suele ser su suave y melódica voz. No le gustan los errores, para nada.

No tiene tacto, es arisco, poco cariñoso, directo y crítico cuando la situación lo amerita pues siempre insiste con que es mejor la cruda verdad a descubrir una fea mentira disfrazada bellamente. La “sinceridad absoluta” para con los demás es algo que el mantiene en alto cual bandera orgullosa y flameante.

Al verse rodeado de un ambiente estricto y conservador, se vio obligado a dejar desde pequeño todo lo que tuviera que ver con juegos, privándole así tempranamente de su niñez. Esto incluyó el dejar a sus mejores amigos y acabar el contacto con otras personas de su edad, lo que le volvió una persona cerrada, poco social para quienes le rodeaban (incluyendo familiares, primos, tíos, etc.). Sus antecedentes familiares, además, son los que han hecho que odie a gente con ciertas características como: Complejo de superioridad, hostilidad sin razón, alcoholismo, narcisismo y una larga lista casi sin fin.

Irónicamente, damas y caballeros, las personas difíciles y que le hagan enojar, discutir, pelear, que le lleven su paciencia a límites inimaginables… son las que más le atraen. ¿La razón? Sentir que tiene un poco de competencia no le sienta mal. En lo absoluto.

Hay muchas facetas más del austriaco conocidas y por conocer, sin embargo, las mismas serán dejadas en suspenso para quien quiera aventurarse a conocerlas lo haga.

• Gustos/Disgustos:
Gustos:
- La calma y la paz en el ambiente.
- El que todo esté organizado su vida.
- La música clásica.
- Los pasteles y cosas dulces.
- Cocinar en sí.
- Tocar el violín (en sentido literal, por favor).
- Lo crean o no, de vez en cuando tomar la siesta.
- Leer cosas que le lleven a pensar mucho.
- Le gusta el té y el café (principalmente el café).
- En sus tardes de ocio crea sus propias partituras.
- Pasear (ojalá) lejos de la zona de la barbarie.

Disgustos:
- Si hay algo que no tolera es la gente que se la pasa borracha. Todo aquel que vive para tomar y que toma para vivir cae en su lista de “no admisión”, por decirlo de alguna manera.
- La gente que menosprecia a sus congéneres. Todos son humanos, todos están en la misma situación por lo que no hay razón para realzar atributos que no se tienen.
- El ruido excesivo, ya que tiende a desviar su atención con facilidad.
- La invasión a su espacio personal. Él respeta el espacio de los otros así que, lo mínimo que espera, es respeto de vuelta.
- Los animales marinos. Ironía ¿verdad?
- La suciedad.
- Que desorganicen todo lo que han hecho.
- Gastar dinero sin necesidad y que gasten dinero en él cuando no es necesario.
- Que no se administre bien el dinero.
- Los bloqueos artísticos.
- El que le lleven la contraria. Simplemente lo detesta.
- La barbarie de los puertos.

#Otros
• Pertenencias:
- Un violín.
- Un halcón mensajero heredado.
- Una que otra alhaja.
- Un gato.
- Su espada.

• Datos extra:
- El lunar que tiene en la cara… por alguna extraña y curiosa razón, es su punto erógeno.
- En su casa, cuando solía tomar la siesta, dormía en los divanes largos solo con camisa. Actualmente intenta dejar aquella mala costumbre (pues esta aumentó al punto de dormir a veces con la misma indumentaria en la cama a la hora de sueño correspondiente).
- Entre sus cosas hay una fusta de cuero que tiene para defensa personal (Según él) además de una batuta que siempre trae consigo para defenderse a falta de su sable y de algo menos peligroso.
- A pesar de que odia los alcohólicos excesivos… no puede evitar su gusto al vino. Sin embargo, la dificultad existente para arrastrarlo al estado de ebriedad no es tanta; se requieren alrededor de 4 o 5 copas a medio llenar para que el joven austriaco caiga dormido.
- Él no insulta a los demás. Él llama a la mayoría “Indecente” puesto que usar jergas es… efectivamente, una indecencia.
- Si está demasiado molesto con alguien le llamará “Obaka-san”, palabra que significa “Gran idiota” o simplemente “tonto” en japonés. ¿Por qué en ese idioma? Porque tiene la esperanza de que, al decirlo, nadie le entienda y así no sepan que les están insultando directamente. Cosas de autosatisfacción.
- Le gustan los gatos bastante. Son sus animales favoritos junto a las aves como águilas, halcones, etc.
- Es difícil hacerle sonrojar. Lo que sí puedes hacer con facilidad es hacerle sentir pena ajena.
- Suele dejar sus labores para última hora porque prefiere gastar su tiempo en las cosas que le gustan.
- Halar su mechón no tiene efectos como en otros casos.
- Tiene un pésimo sentido de la orientación desde muy temprana edad. Irónicamente, a pesar de su buena memoria, se perdía si caminaba sólo por su casa. Obviamente esto fue disminuyendo a medida que crecía, pero si sale solo a algún sitio nuevo a caminar… no va a recordar ni en broma el modo en que llegó al lugar.
- Es muy celoso y aprehensivo. Estas características, tan pegadas a su personalidad, le han causado varias dificultades en el ámbito amoroso. Las mismas surgieron gracias a diversas desilusiones que él mismo no encuentra gratas de relatar.
- Se pone de mal genio con facilidad resultando bastante arisco con quien le rodea. Cualquier cosa que se salga de los parámetros de conducta establecidos o lo-que-sea que le lleve a una confrontación verbal le hace fruncir el ceño.
- No puede expresar con total veracidad todo aquello que siente. Es una persona muy cerrada a los demás y eso le trae problemas varios.
- Se cierra a las opiniones ajenas pues el ser criticado duramente le pone de malas. Es lo mismo a opiniones en supuesto beneficio a su persona. Dice ser lo suficientemente autosuficiente como para encargarse de sus asuntos y no acepta la ayuda de nadie (si lo hace es a regañadientes, pero no lo da a conocer).
- Al estar tan conectado con expresiones artísticas, puede desarrollar en su corazón una infinidad de emociones que siempre trata de suprimir, llevándole a parecer más serio de lo que en realidad es.
- Teme, mortalmente, a los animales marinos y a las criaturas abisales. Trauma de la niñez producido en una cierto accidente (leer historia).
- También teme a quedarse en la soledad absoluta. Alguien como él requiere de cariño de vez en cuando, aunque no quiera hacerlo notar.
- También teme quedar sordo. El haber conocido las maravillas de la música y el saber que existe la posibilidad no poder volver a oírla le es aterrador e inconcebible para su persona ya que son su medio de expresión.
- Es un dato algo curioso, en realidad… Sabe coser.

• Prueba de rol:
El aroma del mar. Vagamente la voz de su madre, llamándole entre los pliegues de las olas, podía ser oída antes de que los escombros del barco en el que estaba terminaran de hundirse hasta lo más abisal del océano. Sus ojos, lleno de gotas saladas, comenzaban a nublarse cada vez más entre las lágrimas y el agua que le rodeaba a medida que un alga se enredaba en su pierna y le tiraba más abajo, más profundo. La desesperación de querer salir a flote mientras un montón de animales marinos se le tiraban encima le terminó de quitar el aire al menor que, sin esperar demasiado, cayó en una profunda inconsciencia causada entre la sorpresa y el gran terror que acababa de sufrir.

El sonido de las rocas rompiendo cercanas a su posición actual le trajo de vuelta de sus memorias. Memorias que creía perdidas en algún rincón oscuro de su mente, pero que, sin poder evitarlo, volvían para tapar su vista cada vez que miraba el mar. Torció los labios, disgustado, porque por décima vez las mismas voces y sonidos intentaban hacerle desistir del viaje.

- … - Miró a los marineros que cargaban parte de su propio equipaje en el barco. Algunos de los mismos apestaban a ron y licores varios (cosa que no le agradó en absoluto) llevándole a arrugar un tanto la nariz por la pestilencia. ¿Cómo había caído tan bajo como para viajar con esa barbarie tan indeseada e indecente? Varias veces su consejero le había dicho “Joven Roderich, contrate gente pulcra y reconocida”, “Joven Roderich, dispone del dinero suficiente para la primera clase y más”, “¡Señor Roderich! ¡No necesita ahorrar tanto!”, pero su bendita manía por gastar lo menos posible le había instado a pedir servicios particulares de no tan buena calaña… bueno, se ahorraba quince doblones de oro, valía la pena. Volvió a mirar el barco en que partiría, notando que, si bien no era como las grandes carabelas que algunos usaban, tenía el tamaño justo y apropiado para la cantidad de gente que transportaría. Aún así, no podía confiar a pleno de la estructuración del mismo.

Soltó un extenso suspiro, observando de soslayo al capitán que le llevaría a él y a varios de sus criados al nuevo mundo. Con una expresión seria y un tanto más hastiada de lo habitual se acercó a él cortésmente y, a la distancia adecuada, señaló el barco para preguntar por enésima vez – Excúseme, pero ¿Es seguro éste barco? Supongo que lo mantiene en buen estado, ¿no es así? – Y el pobre hombre, haciendo uso de su gran paciencia, le contestó otra vez que el barco se encontraba cual si fuera el día de su bautizo… obviamente utilizando un lenguaje bastante peculiar. El chico frunció levemente el ceño y, haciendo una leve reverencia con su cabeza, se dirigió al navío en cuestión.

Haciendo acopio de fuerzas y, sin poder evitar cuestionarse nuevamente por la seguridad del mismo, tomó el estuche de su preciado violín para así poder abordar al barco.

Estaría rodeado durante mucho tiempo, quizás meses, de aquellos indecentes y de esa masa salada y líquida “sin fin” junto a sus miles de monstruos inmundos… pero bueno, la espera valía la pena ¿verdad?...

----------------------------------------

- … ¡Oh! – exclamó levemente el castaño, interrumpiendo la lectura de sus papeles en su camarote del barco y alzando la mirada de los mismos, parpadeando sorprendido. Su consejero Pepe Random, siempre haciéndole compañía, inquirió con curiosidad:

- ¿Joven amo? ¿Sucede algo? – Roderich dirigió su mirada hacia él, con el ceño levemente fruncido. Conociéndole seguro había algo que le molestaba; Pepe tragó en seco.

- ¿Podrías decirme, por favor, quién osó enumerar el código de comportamiento? ¡Ha errado el número cuatro!

- ¿Disculpe? – El de ojos violetas soltó un exasperado suspiro y se acercó a su consejero, señalando la lista. Efectivamente, había un error de numeración y el número cuatro faltaba. Ante el destaque concreto, el consejero miró a Roderich y respondió – No estoy seguro, mi señor, pero creo que han sido las autoridades de este foro.

- ¡Que irresponsables! – exclamó, levemente indignado por ese error garrafal. – Son las administradoras de este sitio ¿Cómo pudieron saltarse de la regla tres a la cinco? ¡Con eso desfasan el resto de la lista! – Meneó su cabeza en señal de desaprobación mientras se devolvía a su lugar, comenzando a redactar una pequeña nota que le enviaría con su halcón a las dueñas de la página web. Si bien el no era nadie comparado con ellas, se sentía en el deber y la obligación de hacerles notar aquel desperfecto ya que “Para un buen gobierno, las bases deben estar claramente definidas”. No sabía cómo aplicarlo al caso, pero sentía que así debía plantearlo o podría auto confundirse y, en el peor y más habitual de los casos, contradecir sus propias palabras. Con pluma y tintero escribió en un papel la frase – “Lamento importunarlas, pero la regla número cuatro fue pasada por alto, lo que lleva a que sus reglas estén mal enumeradas. Favor de corregir lo antes posible ya que sería aberrante tanto para ustedes como para su servidor el que más de un mensaje de los usuarios les indicara lo mismo”. – para luego atarlo a la pata de su ave. Acto seguido, le pidió a Pepe Random que mandara al halcón a volar en dirección al inbox de la administradora; si él salía a cubierta, seguro terminaría más molesto por culpa de la barbarie del lugar.
avatar
Roderich Edelstein

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 28/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Roderich Edelstein

Mensaje por Admin el Jue Jun 30, 2011 5:06 pm

Ficha aceptada.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 13/06/2011

Ver perfil de usuario http://hetapirates.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.