Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Listado de personajes libres y ocupados
Mar Ene 24, 2012 5:30 am por Victoria Rainlest

» Ficha de Felicia Vargas
Sáb Nov 26, 2011 10:13 am por Antonio Fernández

» Ficha de Saeko
Jue Nov 24, 2011 10:14 am por Antonio Fernández

» Ficha de la japonesa.
Miér Jul 06, 2011 7:26 pm por Admin

» Ficha de Cartago
Jue Jun 30, 2011 5:51 pm por Admin

» Alice Kirkland [Britannia]
Jue Jun 30, 2011 5:38 pm por Admin

» Ficha de Roderich Edelstein
Jue Jun 30, 2011 5:06 pm por Admin

» Ficha de Tino Väinämöinen
Jue Jun 30, 2011 11:34 am por Admin

» Ficha de Lovino Vargas~
Miér Jun 29, 2011 3:41 pm por Admin

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Mar Jun 28, 2011 10:22 pm.
Compañeros
Crear foro

Ficha de Iván Braginski

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Iván Braginski

Mensaje por Invitado el Dom Jun 26, 2011 12:45 am

Ficha


Iván Braginski


#Datos Básicos
• País/Región de procedencia: Rusia [Zarato Ruso] .
• Edad: 25 años.
• Sexo: Masculino.
• Orientación Sexual: Enteramente bisexual.
• Rango: Noble, exmilitar.

• Armas: Utiliza una espada finísima, con una pulida hoja delgada claramente afilada y un firme pero delicado mango dorado que se adecúa a la perfección a sus grandes y toscas manos; es estética, muy digna de un noble y casi siempre la lleva en su funda cayendo a un costado de su pierna izquierda. También es poseedor de una pistola que siempre lleva escondida entre sus gruesos ropajes pese a que poco se le ve utilizándola.

• Historia:
Nacido en medio de una sociedad turbulenta en medio de una importante transición, el pequeño Iván tuvo una infancia dura pese a que nació en el seno de una familia aristocrática luego de varias crisis de la familia Braginski hacia la nobleza moscovita que continuamente tenía altibajos y altas. Segundo hijo de tres y el único varón, su futuro era pasar adoptar su título de nobleza directamente o, en dado caso, cargar con las penurias que poco a poco su apellido podría adjudicarle. Durante sus primeros años de vida se vio rodeado de carencias y de la continua mala salud de su madre gracias a la pulmonía que contrajo luego de un invierno especialmente cruel.

Durante su inestable infancia fue espectador de muchas desgracias y baños de sangre entre disputas internas, corrupción y otros desvaríos hasta que finalmente, a edad de 12 años, el pequeño caucásico pierde a su padre en manos de Mijaíl Glinski [Tío materno del futuro zar Iván IV “El terrible”] ya conocido por sus poco ortodoxos métodos para lograr sus objetivos. Un par de meses más tarde su enfermiza progenitora sucumbe ante la enfermedad dejándole huérfano.

Habiendo pasado esto, los otros aristócratas rápidamente despojaron a Iván de su cargo en la hidalguía como si se tratasen de aves de rapiña ante la jugosa oportunidad que el pobre chico les dejaba libre. Separado de sus hermanas y rodando por las callejuelas de Moscú sin recursos económicos y con suerte una deficiente alimentación basada en sobras y una que otra golosina que se le entregaba fue acogido por un militar veterano quien, a pesar de su escabrosa apariencia y peculiaridades psicológicas, le dio un techo y un lugar al cual podría llamar hogar.

Aunque claro, como siempre, no todo era con fines puramente altruistas. El antes general aunque educaba arduamente a Iván como si se tratase de su propio hijo tenía una intención oculta: venganza. El hombre tenía un profuso resentimiento hacia los nobles y planeaba utilizar como herramienta al pequeño rubio. Iván se había percatado de esto poco tiempo después de que comenzó a vivir con el mayor, pero al ya haber probado de la malicia y el haberla vivido en carne propia no dudó ni un segundo en aprovecharse igualmente del militar, únicamente siguiéndole la corriente a la saña que el contrario intentaba introducir en su cabeza.

Escapó de la casa del General Invierno [Apodo dado por alguna razón al viejo] luego de que sacó todo el provecho posible. Una vez teniendo 18 años, el ruso se enlistó en la milicia aprovechando el expansionismo que comenzaba a emerger en el territorio, yendo a varias misiones donde con un placer casi morboso no dudaba en hacer literalmente trizas a sus contrincantes. Fue así como se hizo de una reputación, ganándose el favor del gobernante y así recuperando su título de noble.

El futuro hombre conocido como primer zar de Rusia, al establecer relaciones comerciales con Inglaterra, se enteró de una especialmente jugosa noticia acerca de un barco hundido que, según rumores, en su interior guardaba el codiciado mapa que llevaría a quien lo poseyese el camino hacia la fuente de la juventud. Posando así su codiciosa mirada, Iván se ofreció para investigar acerca del tema en Port Royal pese a que no correspondería mucho con su posición de nobleza pero que sí iba bastante con sus capacidades que muchos considerarían casi inhumanas [Sí, esa capacidad de hacer cualquier cosa sin siquiera mancharse las manos].

#Datos Físicos
• Descripción física:

► Altura: 1.82 metros.
► Ojos: Sus ojos son de un particular color violeta/amatista brillante, que a diferencia de la eterna [y falsa] sonrisa infantil que lleva en sus labios, éstos parecen nunca estar felices, o al menos no del todo. A pesar de todo, sus ojos tienen una chispa juguetona, aniñada. Cuando está enojado o dicen algo que no es de su gusto, su mirada de vuelve más fría de lo usual y prácticamente se lee el peligro en sus pupilas, provocando así que para la mayoría su mirada se vuelva bastante perturbadora.
► Cabello: De cabellos rubio cenizo, casi platinados y apenas algo largos. Usualmente los lleva ordenados, con un ligero flequillo que apenas y alcanza a rosar sus párpados, acompañado de dos mechones un poco más largos que enmarcan su rostro.
► Constitución: Es un hombre simplemente intimidante a simple vista, y de esta misma naturaleza a decir verdad, que integrando su considerable altura junto con su complexión algo robusta acentuada por el abrigo o prendas largas y pesadas le hace parecer aún más imponente y grande de lo que es en realidad. De hombros anchos y musculatura marcada, mas no en exceso simplemente le hacen ver como una gran mole humana.
► Otros: Su tez es blancuzca, lechosa, quizá más de lo sano debido a la poca exposición al sol a la que ha estado toda su vida con excepción de las tonalidades infantilmente rosáceas de sus mejillas. Suave al tacto a pesar de las numerosas cicatrices que posee [sobre todo en la espalda y pecho].

Y si hay algo por lo cual se le distingue con aún más facilidad es su prominente nariz que es una de sus características más resaltables de su persona, aunque le crispa los nervios el que hagan comentarios sobre ella.
► Complementos: Siempre, salvo en muy aisladas ocasiones, se le verá al moscovita con su invaluable bufanda ya sea en un suave tono rosado o beige por mucho que contraste con su elegante vestimenta o uniforme. En cuanto a su forma de vestir, casi siempre lleva un gallardo uniforme en tonos obscuros

• Imagen:


#Datos Psicológicos
• Cualidades:
Iván, al poseer una mente retorcida y francamente incomprensible, tiene la maravillosa pero terrorífica capacidad analítica y estratégica perfecta para aplastar a cuanto pueda en el campo de batalla o político pese a que no siempre [si no es que nunca] sus métodos podrían ser considerados ortodoxos.

Él es el perfecto interrogador que aplica la psicología perfectamente para sacar información a militares, nobles y piratas enemigos. Por esto mismo el ruso siempre pareciera estar al tanto de todo o al menos de una gran mayoría de los hechos que pasan en puerto, mar y el bajo mundo.

En cuanto a habilidades físicas su considerable fuerza le hace alguien aún más temible que aunándolo que con su aberrante gusto por el sufrimiento ajeno le ha creado una reputación entre los piratas, militares y mismos nobles. Aún así poco se le ve ensuciándose las manos… en público.
• Personalidad:
A primera vista luce como un hombre afable e inofensivo. En realidad, su comportamiento es bastante raro y cambiante. Infunde un profundo miedo a los demás por su peculiar forma de hacer comentarios crueles y/o sádicos disfrazados con un tono aniñado e inocente, siempre con una sonrisa que turba a la mayoría. Suele encontrar divertidas situaciones que cualquiera consideraría lo contrario, de hecho, disfruta observar el sufrimiento ajeno.

Bastante cínico y manipulador en el modo menos agradable que se puedan imaginar, y no le molesta utilizar cualquier, cualquier método para lograr sus objetivos, sin interesarle si se lleva a unos cuantos perjudicados por alcanzar su meta.

Es una persona posesiva, celosa y sádica. Muy dominante para considerarse sano. Esto llega a cambiar con Yekaterina y Natalia quienes, se podrían decir, son su debilidad a las que por cierto sobreprotege bastante aunque le tenga un miedo fatal a su hermana menor. No dejará que nadie les llegue tocar un solo cabello, y todo aquel o aquella que quiera tener una relación con ellas, estará siempre bajo la meticulosa y celosa mirada de Iván.

Igualmente, en ocasiones puede comportarse como niño pequeño, pero esto cambia cuando lo hacen enojar y su mirada como su sonrisa se torna fría y lejana. Allí es cuando uno debe huir, ya que le gusta jugar con su presa antes de quebrarla por completo.

En sí, toda su personalidad es algo retorcida y difícil de comprender, y por sobre todo, demasiado impredecible la mayoría de las situaciones, ya que de un momento a otro, parecería estar tranquilo y a otro reaccionar de forma violenta.

Disfruta de ver las peleas ajenas como las de Arthur, Francis y Alfred y normalmente se mantiene al margen, claro que si ve una oportunidad de aprovechar la situación no tarda nada en salir a escena. Es un hecho bastante peculiar, ya que al contrario de lo que se llegara a pensar él poco es partícipe de encontronazos y pocas son las veces que salta a escena, manteniendo un bajo perfil dentro de lo que cabe.

Se sabe que hasta cierto punto es amable e ingenuo pero esto está claramente bien oculto dentro de su trastornada personalidad.

En el fondo, es una persona sumamente frágil y dependiente, que desea que dejen de temerle –aunque realmente el pone nada de su parte para que sea así–. Aunque trate de aparentar lo contrario, odia estar solo. Por eso mismo, obliga a que lo acompañen, aunque no por ello deja de sentirse así, es simplemente un intento por dejar de estarlo.
• Gustos/Disgustos:
+ Ama los climas cálidos, agradables y un tanto húmedos, ya que en Rusia, los inviernos son largos y duros –el invierno ruso, también conocido como “General Invierno” y “Heladas de la Epifanía”–.
+ Los girasoles, es su flor favorita. En su casa siempre tendrá por lo menos un girasol a forma de adorno.
+ El vodka, su bebida favorita y la cual bebe como si se tratase de agua. Es un gran bebedor y tarda en llegar a ponerse ebrio.

- La nieve, es algo que literalmente, se harta de ver.
-El frío, lo detesta, sufrió mucho en su infancia por ello.
- Estar solo, pero como se ha dicho allá arriba, no es algo en lo que ponga mucho de su parte.
-Si hay algo que le molesta de sobremanera es que alguien ignore sus explícitas ordenes.

#Otros
• Pertenencias: Su preciada bufanda. Siempre, siempre la trae consigo la bufanda rosa pálido que su hermana mayor le regaló en su infancia, independientemente de cuál sea el clima. Solamente en situaciones y lugares estrictamente necesarios se le verá sin ella.

• Datos extra:
+ Normalmente dice “¿da?” al terminar una oración.

+ Cuando se enoja empieza a recitar “kolkolkol”. Hay varias teorías del origen de tan curioso pero ciertamente nadie sabe exactamente el motivo de tan curiosa ¿…muletilla?

+ Uno de sus pasatiempos es el baile y la música.

+ Sabe que todos eventualmente serán uno con él y el naciente zarato ruso.

+Mantiene contactos con piratas y militares para su conveniencia. Le divierte jugar con ambos lados del tablero.

+ El esgrima le fluye con una pulcritud envidiable.

• Prueba de rol:
El ruido de sus pesados pasos contra la madera del muelle resonaba en medio del silencio de la madrugada. La brisa nocturna mecía sus cabellos rubios, desordenándolos con una caricia del viento fresco y húmedo que era tan agradable al parecer del eslavo. Una sonrisa infantiloide se posó en sus labios mientras acomodaba su indispensable bufanda que tanto contrastaba con el entorno y su porte en sí.

Le gustaba Port Royal. Tan cálido; con un franco clima amable para los habitantes y viajeros Jamaica prometía ser algo bastante cercano a un paraíso terrenal pese que en tan poco tiempo se había convertido en un vil nido de piratas y prostitución pero… ¿Cómo no? Marineros de todas clases y países habían caído en la isla atraídos por riquezas y otras exuberancias.

Rió entre dientes, casi cantarín.

Con la mirada fija en un horizonte que prometía grandes cosas, el Caribe era simplemente un infinito azul calmo perdido entre la infinidad de un azabache firmamento iluminado apenas por titilantes estrellas y un bellísimo cuarto menguante. El deleite total para un eslavo que durante 25 años había vivido rodeado de un clima cruel y extremista, que oscilaba entre escarcha blanca durante el largo invierno y un abrazador calor veraniego.

Señor Braginski –La voz algo lejana de uno de los varios hombres que le habían acompañado y seguirían acompañándole en la ardua tarea que se le había sido encomendado resonó en medio del susurro del mar. Como es de esperar el hombre, aunque mayor, mantiene un menguado tono respetuoso hacia su superior y una postura marcial hacia el ruso que mantiene su vista en el infinito –ya está listo todo para su estadía, señor.

Eh~ Eso fué rápido –Canturreó con esa voz angelical y a la vez tan escabrosa que poseía. Giró levemente su cabeza para observar de relojeo al hombre que seguía tan rígido como una tabla erguida frente a él. –Ya veo. En un segundo estaré allá, ¿da? –Dijo con voz relajada y esa eterna sonrisa en su redondeado rostro.

Una vez dicho esto, el ruso de menor rango hizo un saludo militar hacia él acompañado de una posterior inclinación respetuosa de cabeza, retirándose inmediatamente dejando así nuevamente al noble con la serenidad.

Sus manos se cruzaron sobre su espalda y su expresión se torció sólo un poco, un brillo especial surcó por su mirada amatista y fue entonces que simplemente todo le supo como un especialmente buen juego de ajedrez. Ya casi llegaba el momento de comenzar a mover sus piezas… casi.

Esto será muy entretenido~ –Exclamó para sí con una jovialidad que resaltaba demasiado con sus verdaderas intenciones pero… ¿qué era mejor que jugar con soldaditos de plomo, barcos y a la hora del té, todo al mismo tiempo? Era simplemente la oportunidad perfecta para ser parte de todos y de nadie, de mezclarse y finalmente acabar con un sublime jaque mate.

[ Las reglas del foro, se saltan de la regla tres a la cinco~]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Iván Braginski

Mensaje por Admin el Dom Jun 26, 2011 6:01 pm

Ficha aceptada~
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 13/06/2011

Ver perfil de usuario http://hetapirates.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.